Características de los buenos docentes

Características de los buenos docentes

Siempre se ha dicho que dedicarse a la educación es muy vocacional, pero, ¿cuáles son las características de un buen profesor o maestro? ¿Cuáles son las cualidades que más valora el alumnado de los docentes?

Características más valoradas del profesorado

Involucra a la comunidad educativa

Me acuerdo que en el centro donde hice las prácticas de magisterio, un cole público de Carabanchel (Madrid, España), había un profesor de segundo de primaria al que habitualmente esperaban algunos padres y madres de sus alumnos a la salida del colegio para saludarle y darle las gracias.

Me dio mucha curiosidad: ¿por qué lo hacían? Pronto lo entendí: eran familias a las que les costaba mucho evitar el absentismo, y ese profesor involucraba tanto a los alumnos y sus familias y se preocupaba tanto de su bienestar que los niños y niñas iban contentos a la escuela. Se convertía en un espacio seguro.

Y lo consiguió haciendo partícipes a los padres y madres del proceso educativo, haciéndoles sentir parte de la escuela. Porque la educación se realiza en sociedad, y por tanto la sociedad debe estar involucrada para que todo funcione.

Se compromete e implica

Los mejores profesoresCuando se interesan por ti, empatizan con tus problemas y te ayudan a resolverlos, tú también respondes con interés. Y eso es lo que sucede con los y las docentes.

Un profesor o profesora que sabe escuchar además de enseñar, y que adapta su metodología en función del grupo y de sus necesidades individuales conseguirá que su mensaje llegue mucho más fácilmente.

Enseña con entusiasmo

Comunicar con entusiasmo es fundamental para que tu mensaje llegue. Si pones pasión a lo que dices, buscas la manera de que se entienda y utilizas diferentes herramientas para explicar, conseguirás contagiar ese entusiasmo al alumnado.

Se adapta a las necesidades especiales

Siempre se debe programar las sesiones pensando en el grupo, pero esa programación debe ser lo suficientemente flexible para que pueda adaptarse a las necesidades de cada alumno y alumna. 

Porque no todos somos iguales ni la enseñanza debe ser una competición: hay que procurar que todos lleguen a la meta.

Tiene una actitud positiva y buen sentido del humor

No es nada fácil la labor del docente, y por eso puede acabar quemado o perder la paciencia. Para que esto no afecte en su trabajo, lo mejor es combatirlo con una buena dosis de humor y con una actitud positiva.

¿Cuáles son las cualidades de un docente que tú valoras más? ¡Comenta y cuéntamelo!

0 comentarios
Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Quizá también te interese…

marketing-educativo-1

¿Todavía no recibes el boletín de Me gusta cómo escribes?

 

Introduce tu email y forma parte de la comunidad de educadores que quieren mejorar la comunicación de su escuela y llenar sus aulas.

¡Gracias! Te has suscrito correctamente

Share This